Las peores locuras cometidas para obtener un iPhone