Diez linces ibéricos habitan en Extremadura tras la reintroducción iniciada en 2014