Cuatro días de angustia hasta confirmar la muerte de Ignacio Echeverría