Igor el Ruso, encerrado en una jaula blindada durante su juicio: acusado de matar a tres hombres a sangre fría