El Rey inaugura el año judicial marcado por las tensiones en Cataluña