La lucha sin descanso para frenar los incendios forestales de Galicia