El incendio de Huelva convirtió en cenizas casi 8.500 hectáreas de monte