El fuego arrasa el doble de hectáreas en lo que va de año que en 2013 y 2014