Un incendio en una capilla de Galicia destroza las tallas de los devotos