El incendio de Nerva, en Huelva, ya habría arrasado 500 hectáreas