El incendio en la sierra Calderona sigue descontrolado tras arrasar mil hectáreas