Los instantes de tensión de un retén antiincendios en medio del ‘infierno’ de Moguer