Las llamas siguen devorando Navalacruz: más de 20.000 hectáreas, arrasadas por el fuego