Controlado el incendio de Doñana, los vecinos vuelven a casa