El incendio que pudo acabar en tragedia