Una semana apagando fuegos en Seseña