El viento complica las labores de extinción de los incendios de Asturias y Cantabria