Los incendios activos en Cantabria bajan a cinco gracias a la lluvia