Más de la mitad de los incendios forestales son intencionados