Las altas temperaturas y el viento mantienen en llamas Orense