Casi el 20% de los niños que sufre incontinencia urinaria nocturna puede seguir padeciéndola de adulto