Indignación en la localidad sevillana de Carrión de los Céspedes por el robo en su iglesia