Indignación por una entrenadora personal que le dio un regalo insólito a un mendigo