Unos 40 indignados protestan en la recepción de la sede de CEOE