La infección por VIH no empeora el pronóstico de enfermos de hepatitis C tras un trasplante de hígado