¡Cuidado, mi marido!...se queda colgado del aire acondicionado para que no le pillen