Un informe de la ONU destaca el aumento de la mortalidad por el consumo mundial de drogas