Más de 3.000 inmigrantes han muerto en lo que va de año en el Mediterráneo