Unos 800.000 inmigrantes podrían votar en las elecciones municipales en 2011