Una mañana de intenso dolor y un milagro tras la desaparición del avión de Air France