Las inundaciones dan una tregua a Navarra