Las inundaciones se extienden a más zonas del noreste de Australia