Las inundaciones y los terremotos dejaron 41 fallecidos entre 2005 y 2014 en España, según la ONU