Prosigue la investigación sobre la falsa granada de mano