Continúa la investigación por la muerte del bebé al que su padre tiró al río Besós