Los investigadores creen que la pequeña Laia fue agredida sexualmente