Se cree que los secuestradores de Madeleine estaban en el mismo resort