Las islas Fiji, golpeadas por las lluvias torrenciales