Una manga marina, lluvias, hielo y granizo azotan Canarias