Ivanka Trump, convertida en "asesora" por su padre, se cuela en las reuniones entre los principales líderes mundial