Un 76 por ciento de los japoneses desaprueba la gestión de Kan tras el terremoto