600 emails con ofertas y 30 entrevistas después, logra trabajo gracias a la campaña viral que le montó su hijo