Un joven de 20 años llega a su casa de Paraguay y su familia lo estaba velando