Un joven de 14 años vuelve a la vida tras 45 minutos con el corazón parado