Tres jóvenes ebrios 'convierten' una fuente pública en una piscina para competir buceando