Los jóvenes italianos regresan a pastorear ovejas ante la falta de empleo por la crisis