20.000 jóvenes llegan a Mallorca en busca de fiesta y mucho alcohol