Unos 2.500 jóvenes de todo el mundo contraen el sida cada día