Los jóvenes que más paga reciben son quienes más fuman y beben