Cuatro jóvenes roban un Cristo de madera de una capilla de Berga, en Barcelona, a plena luz del día